Los cuchillos para el jamón

Ahora que ya tienes tu jamón en casa, y seguro que ya lo has colocado en su sitio correspondientes, sin mucho calor ni humedad, es el momento de comenzar con los cortes, pero, ¿qué cuchillos vas a usar para el jamón? 

En algunas ocasiones hemos visto como alguien “maltrataba” un gran jamón o paleta realizando los cortes de las lonchas utilizando un cuchillo de cocina, o con el primero que estuviera bien afilado. De esta forma conseguiremos, además de hacer cortes como se debe, evitar llegar cortarnos. 

Por eso, siempre recomendamos, que además de un buen jamonero, las otras herramientas esenciales para conseguir sacar todo el potencial de nuestro jamón, es usar unos buenos cuchillos, que vamos a ir viendo uno a uno. 

Porque no solo el cuchillo jamonero es fundamental, sino que estaría bien que dispongamos de un par más de cuchillos, de otras características, para aprovechar la pata al completo. Y todos los cuchillos que recomiendan los expertos cortadores son los que vamos a analizar en nuestro blog de hoy. 

Aunque existe el debate entre si el corte del jamón es mejor con cuchillo o a máquina, nosotros somos unos firmes defensores del corte a cuchillo, aunque si quieres una pequeña comparativa entre ambas formas de cortar, puedes saberlo en esta entrada de nuestro blog

Cuchillos que vamos a usar

Como te hemos comentado, vamos a utilizar tres cuchillos diferentes para cortar el jamón. Esto no quiere decir que tengas que sea obligatorio tener los tres, como tendría cualquier cortador profesional de jamón. 

En su lugar podremos utilizar algún cuchillo que tengamos en casa que sea de las características que reúnen cada uno de ellos, exceptuando el cuchillo jamonero, que para sacar cada loncha son los que mejor funcionan. 

El cuchillo para eliminar la corteza

Este será el primer cuchillo que vamos a utilizar a la hora de empezar un jamón. Lo vamos a utilizar para eliminar la corteza o descortezar la pata por lo que debe tener unas características concretas para poder realizar la tarea con seguridad. 

Una vez hayamos eliminado la parte más dura y externa del jamón, nos encontraremos con una capa de grasa amarilla, de sabor rancio, la cual también debemos eliminar. Este cuchillo también será el encargado de eliminarla, así evitaremos contaminar el cuchillo jamonero con esta grasa y perder el olor y el sabor de las primeras lonchas que extraigamos del jamón. 

Normalmente este cuchillo es fácil que lo tengamos en casa, ya que suele ser un cuchillo ancho y poco flexible. Algunos cortadores profesionales prefieren utilizar para esta tarea cuchillos con un poco de sierra, parecido a los cuchillos que utilizamos para cortar el pan. Eso ya queda en la elección de cada uno y con cuál de ellos realice mejor la operación. 

Estos cuchillos descortezadores suelen tener un tamaño entre 18 y 22 centímetros de longitud, permitiendo abarcar toda la pieza y que resulte más fácil su corte. Además, debe ser un cuchillo ancho, más allá de los 2 centímetros, rígido y fuerte, ya que algunas partes del jamón son bastante duras. 

La hoja, como ya te hemos comentado antes, puede ser lisa o aserrada, eso queda en las preferencias de cada uno. El material, ya que después de su uso debe ser lavado con abundante agua y jabón para evitar que queden restos, debe ser de acero inoxidable. 

Una buena empuñadura, que sea cómoda en la mano y permita una fuerte sujeción es la única condición para esta parte del cuchillo. El material del que esté hecho no es realmente importante, siempre que permita sujetar el cuchillo sin riesgo de que se pueda resbalar o romper y provocar un accidente. 

El cuchillo deshuesador o puntilla

Pasamos a ver el siguiente cuchillo que vamos a utilizar durante el corte del jamón. En este caso tratamos el cuchillo que se encargará de llegar a las partes más difíciles y nos servirá para despegar la carne de algunas partes del hueso. 

Este tipo de cuchillos es fácil de encontrar en cualquier cocina, ya que suelen ser cuchillos pequeños, de gran punta que permitirá el acceso a los recovecos que tenga el hueso y así poder extraer su estupenda carne. 

Este cuchillo suele usarse incluso en patas enteras para separar el hueso de la carne por completo. De esta manera podemos encontrar en las carnicerías jamones deshuesados enteros y envasados al vacío, listos para su consumo. 

Este cuchillo es tan versátil, que incluso muchos jamoneros suelen utilizarlo también para eliminar la corteza y la primera capa de grasa. Por lo que, aúnan en una misma pieza el cuchillo descortezador y el deshuesador. 

Además, por su tamaño y forma podremos utilizarlo para marcar el hueso una vez aparezca y así poder continuar cortando lonchas con el cuchillo jamonero sin que éste tenga que tocar el hueso con la posibilidad de mellarlo o desafilarlo. 

Este tipo de cuchillos suele tener una longitud de 8 a 10 centímetros de longitud, acabado en punta y con una forma curvada, para llegar mejor a las partes más complicadas. Siendo además estrecho ya que como mucho alcanzará una anchura de 1,5 centímetros. 

La hoja será rígida al igual que el descortezador, por eso también puede usarse para esa labor, de acero inoxidable. 

El mango, debe ser también cómodo en el agarre, permitiendo cortes con seguridad. El material suele ser madera o sintético. 

El cuchillo jamonero

Este será el cuchillo con el conseguiremos sacar todo el partido a nuestra pata de jamón. Ideal para realizar el corte de finas lonchas, permitiendo que podamos degustar todas sus cualidades organolépticas. 

Un cuchillo que se deslizará sobre la pata gracias a su forma y su afilado, y que, en manos expertas, y con movimientos rápidos y precisos conseguirá hacer maravillas para nuestros sentidos. Cuando pensamos en un cuchillo jamonero, todos nos hacemos una clara imagen de cómo debe ser, con pequeñas variaciones según las preferencias de cada usuario. 

Esas dos diferencias que podemos encontrar las encontramos en la punta de la hoja, que en algunos casos es redondeada, o en la propia hoja, algunas de las cuales son alveoladas, es decir, que tienen pequeños huecos en ella. ¿Para qué sirven esos alveolos? Pues muy simple, para evitar que las lonchas se queden pegadas al cuchillo. 

El corte con estos cuchillos debemos hacerlo con cuidado, ya que deben estar muy afilados, para tener que evitar hacer presión a la hora de cortar las lonchas, de esta forma es más fácil conseguir la loncha perfecta.  

Como detalle a recordar, la mano que sujeta el jamón, siempre debe estar por encima de la que corta, para que, en el caso de que se nos escape el cuchillo, evitemos cualquier accidente y nos cortemos. No sería el primer, ni el último caso. 

Normalmente estos cuchillos, también de acero inoxidable, suelen ser ligeros y flexibles, con una longitud máxima de 30 centímetros y como mínimo de unos 24 centímetros. Eso ya depende de la elección de la persona que va a cortar el jamón. 

Es un cuchillo estrecho, entre 1,5 y 2,5 centímetros, con mucho filo y con punta o punta redondeada, a elección del cortador, así como el alveolado, que ya te hemos comentado antes. El mango, como el del resto de cuchillos, puede ser de madera o sintético, ergonómico a poder ser y cómodo, para poder realizar el corte con el mayor cuidado posible. 

La chaira o broca

No es un cuchillo, pero en muchos lugares puedes encontrar que se vendan junto al cuchillo jamonero. Es un cilindro que utilizaremos para afilar nuestros cuchillos, ya que podemos utilizarlo con cualquiera de ellos.  

Es recomendable realizar un pequeño afilado antes de comenzar con el loncheado, para así tener el mejor filo posible para obtener unas lonchas bien finas. 

Y en el caso de que necesites uno, recuerda que en nuestra web dispones del lote de cuchillo jamonero y jamonero para que puedas sacar el mejor rendimiento a tus productos de Mencas 

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Jamón ibérico o paleta ibérica

Jamón ibérico o paleta ibérica

Una vez que has tomado la decisión de comprar una estupenda pieza ibérica, llega el momento de plantearse ¿jamón ibérico o paleta ibérica? Leer más
Las razas del cerdo ibérico

Las razas del cerdo ibérico

No todos los jamones proceden de la misma variedad de cerdo, por eso hoy vamos a ver las diferentes razas de cerdo que podemos encontrar en nuestra península. Leer más
Congelar el embutido

Congelar el embutido

En ocasiones nos encontramos con que nos juntamos con bastantes productos cárnicos, ya sea porque nos los han regalado o simplemente no lo vamos a consumir en un plazo corto de tiempo. Por eso, a veces, debemos congelar el embutido si no lo vamos a consumir, para evitar que se eche a perder. Leer más

Compartir este post

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies para una mejor experiencia del usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.