En este artículo exploraremos aspectos fascinantes del ibérico de bellota, desde el proceso de colgado que realza su sabor, hasta la importancia de su pezuña para determinar la calidad. También descubriremos la verdad que se esconde tras el mito del cerdo criado a base de bellotas y ahondaremos en la hipnótica infiltración de grasa como indicador de excelencia. Además, arrojaremos luz sobre la producción limitada de este codiciado jamón y proporcionaremos información sobre la mejor forma de saborearlo mediante las técnicas adecuadas de corte y cata. Acompáñanos en este viaje para descubrir el cautivador mundo del jamón ibérico y desvelar las curiosidades que lo hacen realmente excepcional.

¿Por qué se cuelgan los jamones?

Colgar los jamones sirve a un propósito crucial en el proceso de curación, permitiendo que la carne desarrolle sus sabores y texturas únicos. Al suspender los jamones en entornos controlados, se pueden producir los procesos naturales de circulación del aire y variación de la temperatura, lo que da lugar a la formación de aromas y sabores deseables. Este método tradicional garantiza que los jamones se sometan a un proceso de curado lento y gradual, que permite que la carne desarrolle su característica ternura y profundidad de sabor. El arte de colgar jamones está profundamente arraigado en la herencia cultural de la producción del jamón ibérico, y sigue siendo un paso vital para crear la exquisitez que disfrutan los gourmets de todo el mundo.

Este proceso no solo elimina el exceso de agua, sino que también permite que las enzimas naturales del jamón actúen, desarrollando los complejos sabores y aromas que lo caracterizan. La duración de la curación varía según el tipo de jamón, pero puede llegar hasta cinco años o más para los jamones ibéricos de bellota de mayor calidad.

La corteza del jamón, el mejor método de conservación

La corteza del jamón ibérico, también conocida como "tocino", no es solo un elemento decorativo. Esta capa exterior, rica en grasa natural, juega un papel fundamental en la conservación del producto.

La corteza del jamón ibérico, también conocida como "tocino", no es solo un elemento decorativo. Esta capa exterior, rica en grasa natural, juega un papel fundamental en la conservación del producto.

El tocino protege la carne de la humedad y del aire, evitando la oxidación y el desarrollo de bacterias. Además, aporta sabor y textura al jamón, contribuyendo a su característico aroma y untuosidad.

Durante el proceso de curación, la corteza del jamón experimenta una serie de cambios. Se seca y endurece, adquiriendo un color marrón oscuro. En algunos casos, puede desarrollar una capa de moho blanco, conocida como "flor de la curación", que es un indicio de la calidad del producto y no representa ningún riesgo para la salud.

La pezuña del jamón nos ayuda a conocer su calidad

La pezuña del jamón ibérico puede ser un indicador de su calidad. Los jamones ibéricos de bellota, considerados los de mayor calidad, tienen una pezuña negra y desgastada debido a que los cerdos han caminado largas distancias buscando bellotas durante la montanera.

En cambio, los jamones de cebo, de menor calidad, tienen una pezuña más clara y rosada, ya que los cerdos han criado en granjas y no han realizado la misma actividad física.

No todos los jamones ibéricos son de bellota

Existen diferentes tipos de jamón ibérico, clasificados según la alimentación del cerdo:

  • Jamón ibérico de bellota: Proviene de cerdos ibéricos que han criado en libertad en la dehesa y han comido bellotas y otros recursos naturales durante la montanera. Es el tipo de jamón ibérico de mayor calidad.
  • Jamón ibérico de cebo: Proviene de cerdos ibéricos que han criado en granjas y han sido alimentados con piensos.
  • Jamón ibérico de recebo: Proviene de cerdos ibéricos que han criado en granjas y han sido alimentados con piensos y una cantidad limitada de bellotas durante la montanera.

El tipo de alimentación tiene un impacto significativo en el sabor, la textura y la calidad del jamón ibérico. Los jamones de bellota son los más apreciados por su sabor intenso, su textura jugosa y su aroma complejo.

Productos relacionados

La infiltración de la grasa como señal de calidad

Una de las características más distintivas del jamón ibérico es la infiltración de grasa intramuscular, también conocida como "veteado". Esta grasa, de color blanco brillante, se debe a la alimentación natural del cerdo a base de bellotas y a su ejercicio en libertad.

La grasa infiltrada aporta al jamón ibérico un sabor más intenso y complejo, una textura más suave y jugosa, y una mayor untuosidad. La cantidad y distribución del veteado son indicadores de la calidad del jamón, siendo los jamones con mayor infiltración los más valorados.

Produccion limitada del jamón ibérico

La producción de jamón ibérico está limitada por varios factores:

  • La disponibilidad de bellotas: La montanera es un periodo natural que depende de la climatología y la cantidad de bellotas que haya en la dehesa.
  • El número de cerdos ibéricos: La crianza de cerdos ibéricos en libertad es un proceso costoso y requiere una gran extensión de terreno.
  • El tiempo de curación: Los jamones ibéricos de mayor calidad requieren un periodo de curación largo, lo que limita la cantidad de producto disponible cada año

La mejor forma de consumir el jamón. Cortar y degustar

Para disfrutar al máximo del sabor y la textura del jamón ibérico, es importante cortarlo correctamente. Se recomienda utilizar un cuchillo jamonero bien afilado y realizar lonchas finas y uniformes.

El jamón ibérico se debe consumir a temperatura ambiente, para que se aprecien todos sus matices aromáticos. Se puede degustar solo, como aperitivo o entrante, o acompañado de otros productos como pan, queso, tomate o melón.

En conclusión, el jamón ibérico es mucho más que un producto alimenticio; es una expresión de la artesanía y la pasión culinaria española. Desde su curación colgada hasta la infiltración de la grasa que revela su calidad, cada aspecto de este manjar cuenta una historia única. Al degustar un buen jamón ibérico, como el jamón de Mencas no solo disfrutas de su exquisito sabor, sino que también te sumerges en una rica tradición que ha perdurado a lo largo de los siglos.

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Guía completa sobre el chorizo: Variedades regionales, tipos y usos

El chorizo es uno de esos manjares que trasciende fronteras y culturas, pero ¿sabías que cada región tiene su propia interpretación de este delicioso embutido? Desde el norte hasta el sur de la península Ibérica, el chorizo se presenta en una amplia gama de variedades, cada una con su sabor único y tradiciones arraigadas.

Read more
Noticias
Mencas
107 views

Conoce la Dehesa, el hogar del cerdo ibérico

La dehesa se presenta como un paisaje natural y agrario con un atractivo único y especial. La dehesa está formada por un ecosistema abierto caracterizado por la presencia de árboles dispersos, principalmente encinas y alcornoques sobre un tapiz herbáceo verde con toques amarillos y malvas. Este paraje es el hogar perfecto para la cría del Cerdo Ibérico.

Read more
Noticias
Mencas
398 views

¿Por qué se le llama ‘Jamón Serrano’? Descubre el origen y las características de esta joya gastronómica española

Descubre el fascinante origen y significado detrás del nombre 'Jamón Serrano'. Encuentra esta información sobre el jamón y más en Mencas.

Read more
Noticias
Mencas
770 views
Producto añadido a favoritos
Product added to compare.