Receta de Salmorejo y jamón ibérico

¿Cuáles son los elementos más típicos del verano? La playa, el sol, el calor, sobre todo este año, los guiris poniéndose como cangrejos por el sol o la cerveza… hay muchos, y uno de ellos es un buen salmorejo fresquito con su huevo y su jamón picadito.

Porque por toda la península ibérica, norte, sur, este y oeste, una de las cremas frías que más gustan a todos es el salmorejo, o en su defecto, el gazpacho de tomate, ¿no crees?

Y es que la combinación entre el tomate, el aceite de oliva, el ajo, sal y el jamón ibérico, en cualquiera de sus estados, es una delicia. Por ejemplo, una tosta de aceite, ajo y tomate picado, con unas lonchas de jamón ibérico, es todo un delicioso desayuno.

Pues hoy, para que te refresques de estos calores que nos acompañan este verano, te traemos la receta del auténtico y genuino salmorejo con huevo y jamón.

Ingredientes

Para esta receta, que será para aproximadamente 6 personas, vamos a necesitar:

  • 1 Kg de tomates frescos, bien maduros.
  • 100 gr de jamón ibérico
  • 250 gr de pan
  • 2 huevos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • Aceite, vinagre y sal al gusto.

Preparación del salmorejo con jamón

Lo primero de todo es lavar bien los tomates, para que no haya restos de tierra ni de ningún producto químico que pueda traer. A continuación tenemos dos opciones, una es hacer el salmorejo incluyendo la piel del tomate.

salmorejo-blog-mencasAlgunas personas prefieren hacerlo con piel, también depende de la potencia de la batidora que tengas, ya que una vez que pasemos a batirlo, si tiene la potencia suficiente para triturar esas pieles, no hace falta pelarlos.

En el caso de que no dispongas de ese tipo de electrodoméstico, la mejor opción es pelarlos para evitar encontrar las pepitas y las pieles del tomate. Y normalmente a quien más le importa que no tenga esos elementos, es a los más pequeños, que ya son bastante reacios a comer en verano, como para que le pongamos fácil las escusas.

Así que si vas a pelarlos, un pequeño truquito, es ponerlos los tomates en agua caliente unos 40 segundo y luego pasarlo a un bol con agua muy fría, así podremos eliminar toda la piel del tomate, sin llevarnos toda su carne al pelarlos.

Una vez pelados, trocéalos, y añádeles el pan seco (pan duro del día anterior) ya desmenuzado, el ajo picadito, un poco de vinagre y sal. Lo mezclamos para que todo quede bien unificado.

Ahora toca pasarlo por la batidora y dejarlo como una crema bien suave. Aquí le añadimos un chorrito de aceite de oliva. Para eliminar las pepitas que no se haya triturado, podemos pasar la crema por un colador o chino y así retirarlas casi todas, al igual que la piel si no la has retirado antes.

Probamos el resultado y aliñamos con aquello que creamos que le falte, sal, vinagre o aceite. Cuando esté en el punto que nos gusta, la llevamos a la nevera para que enfríe y así esté fresquita cuando queramos disfrutar de ella.

Mientras enfría, ponemos a cocer dos huevos hasta que estén bien hechos, aproximadamente unos 8 minutos. No nos interesa que la yema esté líquida, sino bien cocida, ya que la vamos a triturar o rallar. Primero la clara, luego la yema. Esta se servirá junto con el salmorejo, donde cada uno echará la cantidad que más le guste.

Con el jamón ibérico hacemos lo mismo, picamos unos taquitos de nuestro jamón preferido y lo reservamos para decorar y servir junto al salmorejo. Pica suficiente, porque suele se lo primero que se acaba, sobre todo, si el jamón es de Mencas.

Ahora ya solo te queda disfrutar de este caluroso verano con uno de los platos más fresquitos, ricos y sencillos de nuestra gastronomía.

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

3 Recetas originales con salchichón tradicional

3 Recetas originales con salchichón tradicional

¿Recetas originales con salchichón? ¿Ingredientes tradicionales para platos innovadores? Leer más
Receta de Salmorejo y jamón ibérico

Receta de Salmorejo y jamón ibérico

¿Cuáles son los elementos más típicos del verano? La playa, el sol, el calor, sobre todo este año, los guiris poniéndose como cangrejos por el sol o la cerveza… hay muchos, y uno de ellos es un buen salmorejo fresquito con su huevo y su jamón ibérico picadito. Leer más
El calor y el jamón ibérico

El calor y el jamón ibérico

Parece que este año el calor no quiere darnos tregua y las temperaturas hacen estallar el termómetro, ¿verdad?, y tú acabas de partir un estupendo jamón ibérico y te preguntas ¿cómo le va a afectar? Leer más

Compartir este post

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar