Toda buena cesta de Navidad tiene su jamón ibérico

En Navidad todo el mundo está esperando la deseada cesta, y por norma general, uno de los productos estrellas, cuando se trata de una buena cesta, además de incluir productos típicos de estas fechas, es una buena pata de jamón ibérico, o por lo menos en formato loncheados.

Ya sea un jamón ibérico, o sea una paleta ibérica, son productos que suelen ser incluido en las cestas de Navidad, que o bien regalan las empresas, o como regalo a algún familiar o amigo.

A pesar de cada día esté en más desuso este regalo, siempre es bien recibida por toda la familia, aunque la típica cesta con producto de la zona, o productos gourmet, que han sido como han ido evolucionando, han sido sustituidas por cestas compuestas de otros tipos de productos o experiencias.

Diferentes tipos de cestas de Navidad

Podemos encontrar en el mercado una amplia variedad de cestas que estén formadas por jamones, cremas, maquillajes, material deportivo, sobre todo en temas más enfocados a la belleza o el cuidado. Aunque hoy en día puedes hacer y rellenas una cesta de lo que más le guste a la persona a que se lo vas a regalar.

Aunque, por norma general, las cestas más apreciadas son las que incluyen alimentos, que normalmente suelen ser de buena calidad, aunque hay para todos los gustos y bolsillos.

Hoy en día grandes cadenas de alimentación o grandes superficies, disponen de un catálogo de cestas de Navidad, que incluye todo tipo de productos y con un amplio rango de precios. Obviamente, las más caras son las que incluyen productos de mayor calidad.

Aunque este tipo de obsequios hasta cada vez más en desuso, tanto por las empresas hacia sus empleados, como entre particulares, y quizás los intereses, a día de hoy, en un regalo suelen ser diferentes, ¿a quién no le gustaría una cesta de Navidad para las fiestas?

Este tipo de cestas provienen ya de muy antiguo y están muy enraizadas en la sociedad, a pesar de que ya no es tan numeroso su uso. Son tan antiguas, como que en la época romana ya se hacían este tipo de regalos.

Su origen

Su origen está en lo que para la cultura romana era la Navidad, y que ellos denominaban Saturnalia.  Durante esta festividad, se regalaban partes de la cosecha que se había obtenido ese año. 

Aunque con la llegada del cristianismo a Roma y la desaparición del culto a los dioses paganos, este tipo de regalos dejó de hacerse, y se comenzó a celebrar la Navidad, representada por el nacimiento de Jesús.

Poco a poco, y no se sabe la razón exacta, en el siglo XIX, las empresas empezaron a recompensar a sus empleados a final de año, con cestas llenas de productos para que celebrasen la Navidad.

Esta tradición se fue perpetuando en el tiempo, hasta llegar a nuestros días, donde encontramos el uso de cestas como recompensas o como obsequio por un año duro de trabajo en clara decadencia.

Pero aún así, cuando nos cruzamos con alguien por la calle, que lleva una de estas cestas que o bien le han dado o bien le ha tocado en el trabajo, le ves que camina con una gran sonrisa, y es que, ¿a quién no le gusta que le regalen una cesta llena de grandes productos?

Cestas de Navidad clásicas

Como ya te hemos comentado antes, las cestas de hoy en día se pueden rellenar de multitud de productos, pero para nuestro gusto, las mejores cestas son aquellas que suelen llevar productos típicos de la tierra, junto con conservas, vinos, cavas, y por supuesto, ibéricos.

cesta-navidad-blog-mencasYa sean jamones (aunque normalmente eran paletas) ibéricos, salchichones, chorizos o lomos, en piezas enteras, en cuartos, mitades o loncheados, son siempre bienvenidos y apreciados.

El queso, botellas de aceite, vino, cava, champán, latas de conserva de pescados o mariscos, como mejillones, anchoas, boquerones, berberechos… siempre forman parte de una gran cesta. Aunque las frutas en almíbar también están incluidos.

Y por supuesto, dulces de Navidad, turrones, blandos y duros, peladillas, bombones, mazapanes, polvorones o fruta escarchada son parte de estas cestas típicas que todos tenemos en mente cuando nos hablan de una cesta de Navidad.

El queso es otro de los elementos fundamentales que debe incluir una de estas cestas de Navidad más clásicas. Junto con bebidas como el vino, el cava o el champán e incluso algunas con un grado mayor en alcohol también pueden ser incluidas.

Por eso, si estás pensando en hacer tu propia cesta de Navidad, para algún familiar, amigo o empleado, y sabes que las clásicas son las que más triunfan, no dudes en pensar en los productos que te ofrecemos en la nuestra web.

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Clásicos de la comida española

Clásicos de la comida española

Cuando pensamos en la gastronomía de nuestro país, encontramos muchas opciones, y muy diferentes, de hecho, cada región tiene las suyas propias. Pero entre todas ellas, el rey de los clásicos de la comida española es y será el jamón ibérico. Leer más
La salud y el jamón ibérico

La salud y el jamón ibérico

Aún quedan personas que tienen el convencimiento de que el jamón ibérico no aporta ningún beneficio para la salud. Es hora de demostrar que se equivocan. Leer más
Limones serrranos

Limones serrranos

Para nuestro blog, hoy os traemos un plato muy típico de esta época del año y a lo largo de estos meses, hasta Semana Santa, es decir, cuando se producen los fantásticos cítricos que incluye esta receta. Estamos hablando de los limones serranos. Leer más

Compartir este post

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar