JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA 50% RAZA IBÉRICA

260,00 €

(35,85 € / kg aprox.)

Impuestos incluidos

Pieza completa de Jamón Ibérico de Bellota 50% Raza Ibérica.

Opcional: Jamonero de excelente calidad, fabricado en madera de pino, barnizado. Herraje metálico con lacado térmico. Tabla de 33 mm de espesor. Medidas: 39.5 cm (largo) x 17.5 cm (ancho) x 43 cm (alto). Incluye cuchillo.

Peso
  • 7 a 7,5 kg
  • 7,5 a 8 kg
  • 8 a 8,5 kg
Accesorios
  • Sin Jamonero
  • Con Jamonero y cuchillo

Descripción

  

El Jamón de Bellota Ibérico Mencas procede de cerdos de raza Ibérica certificada, resultando un producto de calidad y cualidades excepcionales, muy apreciado en la gastronomía Española, marco en el que muchos lo consideran alta cocina y lujo gastronómico.

Grandes cocineros cuentan con nuestros productos Ibéricos como habituales en sus creaciones, elaboraciones y presentaciones. Y, desde luego, miles de consumidores particulares avalan su calidad y nuestro buen hacer.

Durante los más de cuatro años empleados en el proceso de cría y elaboración del jamón de Bellota Ibérico Mencas cada pequeño detalle se cuida al máximo para que, en el momento de la cata, el producto final estalle en matices y sabores, colmando de placer hasta a los paladares más exigentes.

El proceso de selección de los ejemplares, su cría, alimentación en régimen extensivo, y, por último, su elaboración mediante un largo proceso de curación, junto al mimo y cariño que nuestro personal presta durante todo el proceso, hacen de este producto nuestra 'joya de la corona', mucho más que un simple artículo de lujo.

Nuestros cerdos ibéricos Mencas  son ejemplares rústicos, procedentes de nuestra propia ganadería. Son alimentados con piensos elaborados en nuestro propio molino desde el destete hasta el comienzo de la ceba, cuando el cerdo alcanza unos 110 kg de peso, momento en el que comienzan la montanera hasta que, a los 160kg, se sacrifican.

La montanera

Durante el periodo de montanera, que comienza entre el 1 de octubre y el 15 de diciembre y se prolonga hasta su sacrificio, entre el 15 de diciembre y el 31 de marzo, los cerdos se alimentan con bellotas y, gracias al régimen extensivo y a su tremenda capacidad, aprovechan a máximo los demás recursos de la dehesa.

Se trata de ejemplares perfectamente adaptados al especial ecosistema de la dehesa. El cerdo ibérico se caracteriza por presentar capas coloreadas, hocico alargado, orejas en visera y altas extremidades. Todas estas características únicas y especiales le facilitan el pastoreo permitiendo que se mueva con la soltura propia de un fantástico andarín.

La 'norma del Ibérico'

Un gran producto merece un gran control de calidad y, por ello, la estricta normativa exige que debe contar, al menos, con un 50% de pureza genética para poder denominarse Jamón Ibérico

La bellota es un fruto estacional, cuyo volumen de producción está condicionada por la climatología y la ubicación. La norma del Ibérico exige que los terrenos donde los cerdos van a comer estén debidamente registrados. De este modo, bajo una estricta supervisión de las autoridades competentes, los inspectores deciden en cada momento el número de cerdos por hectárea, así como las fechas de entrada y sacrificio, provocando, en ocasiones, que algunos ejemplares queden en lo que se denomina 'fuera de norma'.

De este modo, los productos derivados de estos ejemplares 'fuera de norma' no pueden ser denominados ni etiquetados como Ibéricos, por muy buena que sea su calidad.

Detalles del producto

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies para una mejor experiencia del usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.