Receta de Limones Serranos

Para nuestro blog, hoy os traemos un plato muy típico de esta época del año y a lo largo de estos meses, hasta Semana Santa, es decir, cuando se producen los fantásticos cítricos que incluye esta receta. Estamos hablando de los limones serranos.

Aunque para estas fechas parece que acompaña mejor un plato de cuchara caliente, como unas buenas lentejas con chorizo, o cualquier variedad de legumbre o sopas, ya que normalmente el cuerpo te pide algo caliente antes las inclemencias del tiempo.

Pero en este caso estamos hablando de una ensalada fría, en la que se mezclan elementos tan atípicos como pueden ser los limones, las naranjas, huevos, embutidos o conservas.

Aunque parezca un revoltijo de ingredientes que a alguien se le ocurrió al vaciar la despensa, es un plato bastante más agradable y sabroso de lo que pueda parecer.

Plato que se puede apreciar en toda la provincia de Salamanca, aunque tiene sus raíces o parece que puede venir de la sierra de Francia o de la sierra de Béjar. Ambos fueron enclaves árabes y sefardíes, de donde se extrae su gusto por los cítricos en sus recetas.

Esta receta se suele preparar en diferentes fechas a lo largo de los primeros meses del año, comenzando por Febrero, en la festividad de San Blas, o durante los carnavales, a finales de este mismo mes, y acercándonos a la Semana Santa, siendo degustado durante el Domingo de Ramos o el Jueves Santo.

Y es que el incluir a este tipo de ensalada productos derivados del cerdo, sirvió también para indicar la cristianización de los judíos conversos, que habitaban por las diferentes zonas de la sierra, evitando así poder ser juzgados.
Pero ya sin más vuelta, vamos a ver cómo preparar este estupendo plato

Ingredientes

  • Limones, 4 unidades
  • Naranjas, 2 unidades
  • Chorizo ahumado, 150 gramos
  • Dientes de ajo, 2 unidades
  • Huevos camperos, 2 unidades,
  • Carne mechá, 100 gramos
  • Jamón ibérico, 150 gramos
  • Sal
  • Aceite
  • Vinagre

Algunos de estos ingredientes pueden ser modificados o reemplazados, como es la carne mechá, que puedes ser sustituida por carne de pollo asado, ternera asada…

En algunas casas prefieren realizar el aliño sustituyendo el vinagre por vino, que es como se realizaba según la receta original, pero en esto lo dejamos más al gusto personal.

Elaboración

La elaboración de este plato es realmente sencilla y no tiene ningún secreto ni misterio. Deben juntarse todos los productos para que queden correctamente unidos y poder disfrutar de un sabor diferente.

De todos modos, vamos a ver paso a paso, como realizar esta sencilla elaboración:

Pelar bien los limones, eliminando también toda la parte blanca de la piel, para evitar el amargor de esta parte del limón. Lo aconsejable sería poder extraer todos los gajos del limón sin ningún tipo de piel, y sin las pepitas, para poder disfrutar mejor de cada bocado. Estos gajos los reservamos en un bol.

limones-serranos-blog-mencas

Con la naranja realizaremos el mismo proceso y eliminaremos toda la piel blanca que recubre cada uno de los gajos, la piel intermedia y, en el caso de que las tengan, también retiraremos las pepitas.

Calentamos un poco de agua, que cuando rompa a hervir utilizaremos para regar ligeramente el limón. Lo dejamos reposar.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva, donde vamos a dorar un poco de nuestro chorizo, pero tan solo vuelta y vuelta. Retiramos el chorizo.

Añadimos un poco más de aceite de oliva y doramos los dientes de ajo, pero solo un poco, para que se confiten ligeramente con la grasa que ha soltado el chorizo. Una vez sofrito, lo majamos en un mortero con aceite de oliva y un poco de vino, si se quiere.

Ahora pasamos a preparar el plato, poniendo en el fondo el limón bien escurrido que teníamos apartado. Encima colocaremos la naranja y sobre ella la carne que hemos elegido, bien desmenuzada.

Añadimos el chorizo picado y frito, un poco del aliño hecho con el ajo machacado, y pasamos preparar los huevos.

Los huevos se pueden poner cocidos y picados o fritos, eso ya lo dejamos a tu elección. Una vez escogido la forma de preparar el huevo, lo colocamos sobre el resto de ingredientes, le añadimos unas lonchas de jamón ibérico y lo tenemos listo para aliñar con sal, aceite de oliva y vinagre.

Ya tienes listos tus limones serranos, ahora solo te toca disfrutar de su increíble y sorprendente sabor. 

Como último consejo, si quieres, también puedes añadir algo de pescado en salmuera como sardinas o caballa, pero eso ya lo dejamos a tu elección.

Esperamos que os guste

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Receta de Salmorejo y jamón ibérico

Receta de Salmorejo y jamón ibérico

¿Cuáles son los elementos más típicos del verano? La playa, el sol, el calor, sobre todo este año, los guiris poniéndose como cangrejos por el sol o la cerveza… hay muchos, y uno de ellos es un buen salmorejo fresquito con su huevo y su jamón ibérico picadito. Leer más
El calor y el jamón ibérico

El calor y el jamón ibérico

Parece que este año el calor no quiere darnos tregua y las temperaturas hacen estallar el termómetro, ¿verdad?, y tú acabas de partir un estupendo jamón ibérico y te preguntas ¿cómo le va a afectar? Leer más
Jamón ibérico vs prosciutto

Jamón ibérico vs prosciutto

Seguro que eres todo un experto, pero internet hay multitud de fotos de jamón ibérico que en realidad es prosciutto, ¿sabrías diferenciarlo? Leer más

Compartir este post

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar